jueves, 13 de agosto de 2009

Chiste de la rana y el ingeniero

Este chiste es real para la vida de un ingeniero o ingeniera: no hay tiempo para nada, aunque para tener novia o novio siempre se hace un hueco ¿no?



Un día, un ingeniero estaba cruzando una carretera cuando una rana le llamo y le dijo "Si me besas, me convertiré en una hermosa princesa".
Se agacho, recogió la rana y se la puso en el bolsillo.
La rana hablo de nuevo y dijo "Si me besas y me conviertes en una hermosa princesa, me quedare contigo durante una semana". El ingeniero saco la rana de su bolsillo, sonrió y la devolvió a su lugar.
Entonces, la rana grito "Si me besas y me conviertes en princesa, me quedare contigo y haré lo que quieras".
Nuevamente, el ingeniero saco la rana, sonrió y la volvió a meter en el bolsillo.
Finalmente, la rana pregunto:
- Pero bueno, ¿qué pasa? Te he dicho que soy una hermosa princesa, que me quedare contigo una semana y que haré lo que quieras. Entonces...¿por que no me das un beso?
- Mira, yo soy ingeniero. No tengo tiempo para una novia, ¡pero una rana que habla.... mola un montón...!.

De: arquia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada